La descristalización de los líderes

Líder descristalizadoDesde la vida todo tiene su momento…desde la existencia Humana, el momento lo decides tú porque conoces todos los tiempos.
Descristalizar a un líder no es una tarea fácil, pues primero debe reconocer su cristalización, comprenderla y tener el valor de dejarla ir. ¿Por qué es una tarea costosa? Porque es lo único que tiene, y está fuertemente ligado a sus valores, que precisamente son existir como tal.

Es como si te dicen que te tires por un puente…¿arriesgas a dejar lo único que tienes (la vida)?
La cristalización es un asunto fundamentado en el freno al desarrollo, y todos sabemos que el desarrollo implica cambio.
La finalidad de cualquier interacción es aprender. Hay asuntos que necesitan más tiempo para aprenderse…otros menos, pero el tema está en que tras una meta viene otra, sea en el aprender o en el ejercer lo aprendido, que no deja de ser un perfeccionamiento de ese aprendizaje.
Os expliqué en el artículo de la cristalización la analogía con el diamante. La evolución continúa en sus múltiples expresiones…la esencia es la misma, solo cambiamos la forma. Descristalizar no es perder la identidad, es perder una de las formas en las que se manifiesta esa identidad. Es como cambiarnos de ropa, adecuada a cada ocasión. Los tiempos cambian y las ocasiones son diferentes necesidades y el líder para seguir en el mundo tiene que adaptarse a ellas.
¿Qué pasa cuando esto no ocurre? Cuando su cristalizada manera de ser continúa existiendo, acaba afectando a los demás elementos que forman parte de ese “microsistema”. Si una persona no avanza, el resto acabará presentado alguna cristalización, y si es un líder, acaba afectando a todos, pues frena el desarrollo de la expresión del trabajo de grupo.
¿Cómo descristalizar?

Como ya es conocido el fenómeno…se necesita una buena soprano para romper un cristal. La analogía es la misma. La soprano entra en resonancia con el cristal y lo rompe (emite la misma frecuencua). Esto significa que el mismo líder tiene que llegar a un reconocimiento total de su estado, contemplándolo dentro de un contexto evolutivo. Ha de comprender su linea de trabajo, el porqué se ha desarrollado de esa manera, comprender cómo ha sido su proceso de desarrollo hasta llegar a la cristalización, los mecanismos de permanencia de esa cristalización, ver como afecta a sí mismo y al resto…en resumen, verlo todo. Es evidente, para cambiar algo has de conocer lo que tienes que cambiar. Este sería el primer punto.
Cuando conoces, tienes la opción de tomar una decisión libre. Sin conocimiento no hay opción, y su actitud será más el producto de un miedo a perder su estatus, sin saber por qué.
La decisión libre puede ser quedarte en tu estado, o transcenderlo si la final es seguir progresando. Cuando la voluntad se abre a cambiar, el resto viene por sí mismo, pues tu dirección ha cambiado.

La dificultad de todo este asunto es darse cuenta de la cristalización. Nuestras estructuras de pensamiento tienen una base material que se manifiesta en lo físico. A veces os olvidáis que el cerebro es físico, y que la comprensión cognitiva está sujeta a un “hardware”. Esto lo vemos en personas que no comprenden algo, y que tu ves muy claro por qué no lo entienden, puedes explicar incluso cómo llegan a esa errónea conclusión, porque además ves y comprendes cómo llegas a una conclusión más acertada. Estás viendo la estructura de su pensamiento y conoces la tuya también.
Este “hardware” lo vamos creando con la información que recibimos del entorno y con la acción pensante (la práctica). La neuroplasticidad es un hecho, aunque solo se le da importancia en la ampliación de cualidades. Es importante tener en cuenta lo que ya se ha formado, pues el pensamiento actual viene condicionado por ello. Esta estructura debe entenderla el líder viendo la analogía social, pues una manera de pensar está adapta a unos tiempos…que van cambiando, y si los nuevos conceptos entran en nuevas leyes, las antiguas habrán de descristalizarse de nuestros sistemas cognitivos para avanzar. Es lo que está pasando. Nuestro avance es paralelo al avance del conocimiento de la materia (aunque no se contemple, es el motivo). Y en este avance hay “saltos”, que corresponden a cambios de paradigmas. Estamos entrando en el conocimiento y trabajo de los sistemas cuánticos en la vida cotidiana…nuestro cerebro acabará funcionando así. Es un salto…las leyes de la materia son completamente diferentes. Es por este motivo, que en estos momentos la descristalización es un asunto más complicado que otras veces, pero no imposible. La dificultad es que pocos individuos tocan este tema tal y como es. Hay que adelantarse en el tiempo y explicar estos asuntos desde allí, aún así, no es fácil que sean aceptados por la sociedad, por tratarse de maneras de funcionar completamente diferentes.

Así pues, descristalizar implica trazar un mapa de nuestra cristalización, definiendo cada elemento de su estructura, y hacer conciencia de ello. Es conocer tu cerebro, tu manera de pensar. Si todo este hardware de comprensión es complejo de romper, el conocimiento requerido es mayor. Todo tiene su porqué, hasta la misma resistencia de ese específico cambio.

Meritxell Castells 27/12/2013

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Hit Counter provided by Skylight
%d a los bloggers les gusta: