¿Cuál es la mejor red social?

5440727436_8a77a0e31d_zÚltimamente veo noticias que cuestionan cual es la mejor red social. Hay movimiento en el sector, unas bajan de usuarios, otras se venden, otras son objeto de engaño… Estamos en la era de la información y estamos experimentando todos los matices, queremos más y la misma Verdad se pone a prueba. Cada red social es única porque es diferente. Entonces, ¿se puede valorar una mejor que otra?

 
Busquemos el valor más preciado… Para ello tenemos que reconocer para qué existen.
Existir por el mero hecho de hacerlo es para otros momentos, ahora lo que valoramos es la utilidad, la finalidad. Y las redes sociales sirven para conectarnos, conocernos, compartir información.
¿Y qué hay tras estas acciones? ¿Necesidad o puro placer? Os invito a pensarlo y os lo comento al final 🙂

El contacto con la información, sea externa o con nosotros es cada vez más directa. Necesitamos conocernos, y de nosotros depende que demos una información al otro más ajustada a la realidad. El hacerlo da sentido a ese despliegue de información, pero por parte del que la recibe, si tiene interés en saber la verdad, va a tener que buscarla.
¿Y donde se encuentra? En la misma INTERACCIÓN, es ahí donde fuera de lo previsible encuentras a la persona, en el factor sorpresa, la innovación y la creatividad.
Y ya que buscamos, intentemos hacerlo de la mejor manera posible…en su expresión mínima, como hacen los buenos matemáticos de la naturaleza (las abejas).
Pensado por un momento… ¿Cuál sería la red social donde es posible valorar la interacción en el mínimo espacio, el mínimo tiempo y con la máxima accesibilidad? Twitter

Pero claro, hay que hacerlo. En Twitter puedes saber cómo es una persona, valorar sus conocimientos, sus capacidades, voluntad, recursos, creatividad, talento… Eso sí, has de interaccionar directamente con ella, entrar en conversaciones que serán según lo que quieras valorar. Puedes poner a prueba cualquier facultad que creas conveniente saber, y ver cómo la resuelve.

Y ahora lo que os comentaba al principio, ese “hay más”… ¿Para qué necesitamos conocernos, saber más de los demás? El sentido de algo bastante atacado socialmente que es el “cotilleo” tiene su base dentro de nuestras necesidades, y es el conocernos a nosotros mismos, que nos permite algo muy importante, ubicarnos.
Siempre tenemos que tener todo lo más “controlado” posible. Tener controlado es tenerlo claro, no controlar al otro. La claridad es conocimiento, sentido de todas nuestras acciones, de todo lo que está en nuestro medio. Ello nos ubica, algo muy importante. Son los fundamentos de nuestra seguridad y nuestro orden natural…que todo lo que nos pase, lo que hagamos, lo tengamos claro, cuadre, encaje con todos los elementos. Es nuestra propia coherencia. Nuestra identidad se forma con ello 😉

Meritxell Castells 22/2/2014

 

Photo credit (changed colors): Daniel Yversen

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Hit Counter provided by Skylight
%d a los bloggers les gusta: