Materia-antimateria…Un asunto de cargas

 

Parece un tema abstracto…No hay que asustarse, es solo materia. Es interesante conocer de qué está hecho todo, pues en ello están las leyes que explican los fenómenos que vemos a nuestro alrededor…todos los fenómenos.

La definición de antimateria está clara, la misma partícula con carga opuesta, y es descrita perfectamente por el lenguaje matemático. A veces las definiciones esconden las bases desde donde parte realmente lo que es. Me refiero al pensar en una partícula y no en una expresión de “carga”. Ésta última es más compleja, sí, pero nos invita a añadir comprensión, y ello favorece nuestro desarrollo. Pensemos en el concepto de carga, ¿qué es realmente? Es una característica de algunas partículas sub-atómicas y se expresa con atracción-repulsión. Estamos hablando de interacciones, la manera que tienen de contactar estas partículas. La interacción es intercambio, ¿de qué? precisamente eso, de más o menos carga. Entonces, ¿en qué consiste exactamente una carga? ¿de qué está hecha? ¿qué substancias lleva?
Según el modelo estándar intercambian más, o menos fotones.
La materia, para diferenciarse en las múltiples expresiones individuales necesita la expresión de las cargas. Cada expresión sólida, por ejemplo está delimitada en una forma. Es su identidad, perfectamente definible y diferenciada de otra para no “fusionarnos” cada vez que tocamos algo.
La interacción es lo más importante después del existir. Favorece la continuidad de la evolución. Toda unidad de expresión ha de vivir cada interacción que existe como posibilidad, para ser integrada. Conocer todo lo que hay en nuestro campo en un momento determinado es esencial para ubicarnos, nos da consistencia, identidad.
Una interacción expresada con atracción-repulsión es expresión binaria, con más o menos intensidad. La atracción tiene su lógica ante la novedad o lo no-interaccionado todavía. La repulsión sería la expresión natural del registro de lo ya integrado, que sostiene un evento de nula entropía, la ley del mínimo gasto que expresa sabiamente la naturaleza.
La materia elemental ya se expresa como cargas que definen sus partes diferenciadas. Podemos pensar que la analogía es en todo. Veámoslo en los más cotidiano. Sentimos atracción hacia lo que no conocemos o está en nuestra lista de asuntos por integrar. Y repulsión real sobre lo ya integrado. Atracción y repulsión…pura química. Es la ley de la materia.
Otro aspecto a analizar es el papel de las matemáticas. Describen cualquier fenómeno, incluso algunos no manifestados, además de paradojas y singularidades. ¿Es el único lugar donde las vemos? Para mi las matemáticas describen la mente, es su lenguaje. El cerebro es un gran misterio todavía. Hay en él características que podemos relacionar con todo este asunto. Por ejemplo, se encuentra en situación diferente al resto del cuerpo con respecto a la fuerza de la gravedad. Podemos decir que en nuestra cabeza tenemos un espacio no-gravitatorio, y donde hay espacio hay leyes… Lo mismo pasa en el vientre de una madre. Puesto que el cerebro todavía se está formando, parece que hace falta un espacio que aísle de la gravedad a aquello que entra en el mundo de las formas. Y es la forma es la máxima expresión que prevalece ante la incertidumbre…la identidad, lo que definen las cargas… ¿Os suena?
De todas maneras esto no explicaría del todo la necesidad de una expresión dual. Vamos a ello.
La dualidad se expresa en el comportamiento de la mente en sus primeras fases de desarrollo. Estamos ahora en este punto, y las leyes a las que accedemos son precisamente éstas. Aprendemos mediante diferencias, que no es separar sino definir (definir = llevar a lo finito). La expresión de la materia en estos momentos se comporta hacia la multiplicidad. Definir crea riqueza de intercambios, ello favorece la expresión de lo múltiple y por lo consiguiente más oportunidades de interacción. Es una manera de dar continuidad a la existencia en algo diferente a la expresión cuantificada.
Pero la materia tal como la vemos se expresa de una manera asimétrica con la antimateria. De hecho pasa algo similar con la expresión de los espacios gravitatorios en nosotros. Parece que hay más materia que responde a la fuerza de la gravedad que la que queda aislada de ella. Ésta última es la expresión diferenciada que nos permite entender (en-tender…la comprensión con la mente es un asunto de tensiones, de sopesar valores) la expresión más tangible.
Existen expresiones de antimateria en los cinturones de Van Allen. Se crean a partir de partículas muy energéticas que vienen del Sol y que chocan generando antimateria, concretamente antiprotones, que rápidamente desaparecen ante tanta presencia de materia. Y quizá sea por esto mismo por lo que no se encuentra casi. No olvidemos que estamos experimentando la materia, y las condiciones para que permanezca antimateria ante tanta materia son casi imposibles. De todas maneras, si buscamos una analogía con su aparición en los cinturones de Van Allen, vemos que se dan en condiciones de tanta energía que es lógico que dé lugar a la aparición de manifestaciones que obedecen a “otros” asuntos. Son condiciones excepcionales a los eventos conocidos.
De todas maneras, la expresión de interacciones queda delimitada en una química perfecta que protege a la materia, y le da continuidad exacta. Esto asegura una evolución ordenada. Las matemáticas expresan leyes que veremos en cada fase del desarrollo de la mente, y son su expresión las que determinan su descubrimiento. El cerebro es todavía un misterio, aunque todo esto está en nosotros y lo iremos desvelando con la evolución.

Posted by Meritxell Castells 15/12/2012

4 Comments

  1. Un poco tarde el comentario, pero qué se le va a hacer. Cosas del Internete.
    Quería matizar que lo que dices sobre partículas y demás torturas para los estudiantes de Física no se ajusta nada a la realidad. Aunque, dado que en el post solo hablas de este tema, de matiz tiene más bien poco.

    1. Hola Camil, nunca es tarde para añadir conocimiento…si añades. Entiendo que no te han explicado nada de esto, es que esto no se explica en física porque no es un asunto de esta materia específicamente. Es el problema de separar puntos de vista…cuando la materia en sí no los separa. Lo que he descrito es fruto de mis investigaciones con mis propios métodos, que no son ni conocidos ni practicados que yo sepa por nadie. La ciencia no se preocupa de los “porqués” sino del “cómo”. Si vieras el asunto aplicándolo a cualquier expresión de la materia (por ejemplo, tu cuerpo físico) y le añadieras una visión algo más filosófica entenderías lo que explico. Si no, no, porque sé que no es sencillo y si no has pasado por la vivencia no entiendes nada. Puedes dar tu punto de vista, por supuesto, pero argumentándolo, aunque sea con tu propio pensamiento y capacidad deductiva…pero tuya, no de lo que hayas escuchado fuera por teorías. No tienes que ir muy lejos para saber de los átomos o de cualquier cosa de la materia. Tu eres materia, aprende a llegar a ello.

      1. Buenas otra vez.
        Primero de todo, siento el tono burlón de mi anterior comentario. Estaba algo quemado por causas que no vienen al caso, lo cual no es excusa, así que mis disculpas.
        Entiendo que no pretendías hablar en un sentido físico y técnico, pero la razón de que esté comentando esto es que opino que siempre que se hable de ciencia, aunque no sea esta el tema central, debería aproximarse a la realidad científica (variable, sí, pero más cercana a la verdad con cada variación).
        El tratamiento de estos temas de una manera tan vaga y confusa no provoca más que confusión en una sociedad que está más que hundida en la desinformación, que da apoyo a la homeopatía (recién avalada por el gobierno de España) y demás negocios.
        La Física no tiene demasiado que ver con estos temas, pero al final todo acaba llevando al alejamiento de la ciencia.
        Finalmente, encuentro loable tu intento de explicar el pensamiento y la mente, aunque discrepe con tus métodos.

        1. Buenas de nuevo, disculpas aceptadas si con ello aprendes. Entiendo tu punto de vista, y precisamente tocas un tema que he estado y estoy muy en ello que es el preservar el pensamiento científico…ni te imaginas cuanto. Dices que discrepas de mis métodos pero no hablas con causa porque no los conoces. La aproximación que tengo a la realidad científica es muy exacta, pues he investigado y conozco muchos aspectos de la materia que años más tarde han descubierto. Mi intención es conocer, me centro en otros objetivos, pero para llegar a ellos he tenido que entender las bases de la materia…que no te las acabas. Algunos son asuntos que no se acaban de cuadrar con los métodos clásicos pues son métodos que parten de nosotros y llevan nuestras limitaciones cognitivas. Ciencia es “el conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento, sistemáticamente estructurados y de los que se deducen principios y leyes generales” (definición rae). Yo no veo la exclusión del pensamiento en cualquier ámbito de la materia. Yo no separo por doctrinas…lo que es de física, lo que es de química… Yo hablo un único lenguaje porque un trozo de materia tiene matemáticas, física, química, filosofía… Mis estudios se basan en la observación de la materia, sobre todo viva, y de ahí a la materia culta. En mi opinión pienso que avanzaríamos más si los físicos trabajaran con pensadores, pues explicar el cómo es tiene sentido dentro del porqué. Para producir un avance importante en ciencia se ha de saber pensar abstractamente.
          Creo que lo que explico en este artículo no se entiende, realmente. Ahora estoy haciendo artículos más sencillos y asequibles pues me he dado cuenta de que son asuntos que todavía no se ven, pero ello no indica que sean vagos ni carente de cientifismo, no es mi estilo ni mi finalidad, para nada, todo lo contrario, me considero una persona de ciencia, por eso he tenido que encontrar el método de verificación más exacto y es demostrable, pero todo a su tiempo. En cuanto a lo que hablas de la homeopatía, personalemtne no estoy a favor ni de una medicina ni de otra. Ambas están enfocadas al negocio, y de ahí no puede partir algo verdadero. La salud ahora tiene que pasar a ser algo de asuntos propios.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Hit Counter provided by Skylight
%d a los bloggers les gusta: