El verdadero poder social

El poder tal y como lo conocemos obedece a un tema de valores. Al pasarlo por el filtro de la subjetividad adquiere matices que parece que difieren del comportamiento de la naturaleza. ¿Estamos ante un cambio de roles?
Que estamos expresando otras cosas es más que evidente. En nuestro avance evolutivo, añadimos más substancia mental y el resultado es el detrimento de la materia viva, en todos los ámbitos. Vemos cómo se pierden los ecosistemas tal y como se conocían, también hay cambios en nuestros ecosistemas biológicos, nuestro organismo. Los avances no son proporcionales con la salud, los estados degenerativos son compatibles con la vida, sí, hasta que este margen se estira demasiado.
La substancia mental nos permite comprender el mundo desde la perspectiva diferenciativa, clasificando unidades de información cada vez más elementales.  Al diferenciar estamos aportando conciencia a expresiones que no teníamos en cuenta. El cerebro se enriquece en registro, que es más que aprender un concepto.
Los valores son adoptados según nuestro estado de supervivencia. Por eso la vida es considerada el valor máximo. Y es por ello que es sometida al poder.
La jerarquía entre reinos es un tema de complejidad de substancias que puede parecer un tema de poder, pero si os fijáis no atenta contra las especies si se manifiesta de manera ordenada, pues todo tiene su razón de ser. Hay un respeto evidente en todo.
El poder obedece a la expresión interactiva, dada la posición esencial de tal evento. ¿La existencia se subyace a la interacción? …En la vivencia del tiempo, la supervivencia depende de ello. El contacto con las cosas nos introduce en un concepto jerárquico con la existencia como nunca hemos considerado.  
El primer punto es definir el estado actual. Como colectivo, está justificada la existencia interactiva dentro de un mismo medio que puede ser lo que representa al mismo colectivo, por ejemplo, los habitantes de un planeta. Es nuestro campo de interacción, que necesitamos conocer en nuestra tarea de ubicarnos. Campo es algo de amplio espectro, un lugar donde se amplían identidades, y es de una belleza estructural exquisita.
La individualidad empieza cuando un ser realiza conscientemente la comunicación simbiótica con el medio donde se encuentre, que no es más que una analogía de cada infinita expresión de su medio interno.
Como organismos en la vivencia del tiempo, vivimos cada interacción como algo diferenciado, aportamos conciencia a cada multiplicidad que se va abriendo y que es lo que somos. Desvelamos nuestro propio caos, y generamos con ello el verdadero poder, el acceso consciente a toda nuestra expresión diferenciada.
Así pues lo que expresa poder es la comunicación y no los roles jerárquicos entre reinos. Todo lo que existe es información, y como tal tiene el mismo valor. Y es precisamente ese valor de igualdad lo que le confiere el poder social, pues da igual el qué, es el cómo. Lo que ampliamos es el campo de interacción consciente, sea con lo que sea pues toda la información es materia con sus leyes. Vemos el poder, las oportunidades como algo lejano y están aquí, en todo. Lo primero, como siempre es darse cuenta.

Posted by Meritxell Castells 6/4/2013

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Hit Counter provided by Skylight
%d a los bloggers les gusta: