Lo divino y lo humano

 

Aunque no lo parezca, lo divino lo tenemos más claro que lo humano. Os lo explico.

 

Fuera del concepto religioso, veamos lo divino como una expresión completa o perfecta, con unas leyes que definen un funcionamiento determinado, y que conocemos como la manifestación pura de lo que vemos en el mundo.
Estas leyes las podemos identificar perfectamente pues se encuentran en todo lo que existe por defecto, la vida.
Independientemente que sea orgánica o inorgánica, hay un orden natural.
Así pues vemos que la naturaleza expresa unas proporciones (que conocemos como divina proporción, precisamente). Además, una manera de optimizar su energía, el principio de lo justo hecho presencia. Todo esto para favorecer la supervivencia, cuya conciencia de ello es una constante que impulsa la existencia a la inercia de lo divino.
En cambio lo humano está por definir… puesto que no se ha manifestado con la completitud suficiente para exponer sus principios…si los tiene.
Lo divino son leyes, por eso es previsible. Nuestra base biológica es divina…y no hay perfección que no exprese un principio creador puro, que sea capaz de establecer su propia substancia. Aquí empieza lo humano.
Nuestra evolución se encuentra en tránsito, definiendo la continuidad de la vida hacia lo que yo llamo Substancia Libre. Usamos el tiempo para desarrollar la mente, y de ahí las maneras de llegar a la información. A partir de aquí, todo lo que define el ser humano es la no-previsibilidad, el aspecto libre de la existencia. Es esa multiplicidad divina que sale del infinito.
Lo humano se está definiendo… Va con nuestra evolución. Independientemente de su correspondencia con la palabra, hablamos de una idea, el ser que está evolucionando y que se enfrenta a lo imprevisible.
Si entramos en la evolución, vemos el tránsito entre reinos de la naturaleza, el tiempo, las constantes numéricas, que representan leyes, y su trascendencia, la primera opción al cambio. El aspecto libre se aprecia fuera de la previsibilidad, y empieza a partir de la substancia mental, que aporta el elemento individualizador a partir de la facultad de definir, dar identidad a cada minúscula expresión. Es el propio ser humano que lo aporta, pues cualquier cosa ya existe.
Es así como el individuo trasciende al colectivo, a la expresión grupal propia del reino animal.
Otro aspecto que caracteriza este paso hacia lo humano es la sensitividad (sensibilidad física). La materia biológica llega a una expresión más completa. El contacto con la información del entorno y de sí mismo es más completa, cada vez más exacta. Un cuerpo físico sensible vehiculiza cada vez más la conciencia, que aporta más identificación del entorno de una manera más consciente.
El principio identificador divino es la forma elemental de la conciencia, pura, exacta. Aporta identificación que catalogamos como inconsciente en referencia a la percepción cognitiva. Podemos decir que es conciencia absoluta en la acción, sigue la inercia de su identidad.
Un ser humano parte de su propio pensamiento, y genera su propia substancia, por ello es un ser libre. Hay más libertad en lo humano que en lo divino, aunque nos parezca que es al contrario. Lo divino está establecido por defecto, asegura la continuidad de la existencia en unos principios determinados. Lo humano… lo estamos definiendo cada uno de nosotros.

Posted by Meritxell Castells 22/6/2013

4 Comments

    1. Hola Carmen! La palabra clave es conciencia. Añades conciencia a todo lo que haces habitualmente. Entonces vas viendo cómo funciona todo. El conocimiento real, solo lo puedes ver por ti misma. El concepto de conciencia es algo que de momento lo vemos como abstracto, como muy lejano, pero no es así, porque incluso una ínfima parte es suficiente para captar lo que es e irla creciendo. Míralo como un acto de atención en el cual no pones ni una gota de prejuicio. Es natural cuando hay una voluntad de ver la verdad desde el corazón.

  1. Talves resulte que lo divino se expresa a traves de lo humano …
    Talves somos Dioses encadenados a este tiempo y a este espacio..
    talves Dios es ciegos y mira a traves nuestro..

    gracias por Dar Martin

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Hit Counter provided by Skylight
%d a los bloggers les gusta: