Twitter, un fenómeno que revela información de especie

 

Interesante el fenómeno de las redes sociales, en especial el Twitter por su aspecto “follow”. Sin darnos cuenta está presentando información de especie.

Veamos en Twitter como un campo de elementos, donde encontramos el informador, el canal con la información y el informado. La cantidad de información es evidente independientemente que se comporte como bombardeo o no. El informado está ahí, y es libre de aceptar recibir, o no, la información. Hasta aquí el fenómeno se expresa con aceptable simbiosis. Pero la libertad va más allá de lo que se presenta, pues el informado es una sociedad que se expresa según sus necesidades, a pesar de la opción de hacerlo de una manera más evolucionada. Es el fenómeno del “follow”, que demuestra que existe todavía una expresión no individualizada de la sociedad, derivando hacia la competitividad jerárquica típica del reino animal.
Un individuo busca la información que le interesa, y emite según su propia autenticidad, sin esperar nada, sin competir por nada, pues no tiene necesidad de ser valorado. Siendo uno mismo, ya eres tu propia potencia, tu identidad exacta, sin añadir elementos que no son para atraer…pues entonces no te siguen a ti, siguen a una imagen aparente que no es lo que eres. La necesidad de poder, de competencia convierte el fenómeno de seguir en la lucha por una supervivencia hacia la necesidad de ser alguien.
Así, el fenómeno Twitter se presenta como idea humana, una matriz para expresar valores más humanizados, aunque en la práctica lo que se expresa es lo que hay en la sociedad…pues hay los que siguen porque les interesa la información, otros siguen por estudio o por probar a saber más sobre otro, o incluso para hacer amigos, y los hay que siguen para que les sigan, sin importarles la información ni la persona, pues solo desean ver aumentar su número de seguidores, y creen sentirse satisfechos con ello. En el fondo uno conoce su propia realidad, solo hay que pararse a reconocerla. Ninguna es mejor que otra, son todas igual de válidas. Las situaciones las hemos de vivir todas, y antes de pasar a ser humanos hemos de tener bien integrados el resto de los reinos.

Es una necesidad de identidad, y la buscamos en aquello que nos sentimos identificados. Pero no es “el qué” el que determina donde estamos, sino el “cómo”, nuestra manera de usar las cosas. Twitter es una expresión más de nuestros intereses. Antes de pasar al individuo hemos de tener bien integrado la conciencia de grupo. Aunque las cosas aparecen por una química muy exacta, y si el fenómeno Twitter se ha presentado como una oportunidad para desarrollar la conciencia individual, es que es el momento de hacerlo.

Posted by Meritxell Castells 29/6/2013


Hit Counter provided by Skylight
%d a los bloggers les gusta: