Inteligencia artificial versus genes (2ª parte) La transmisión de la conciencia

Contener la información de la vida, en un cuerpo biológico o en una máquina es lo mismo cuando nos quedamos en su aspecto previsible. Un cuerpo vivo es un vehículo perfecto para la conciencia dada la completitud de su sistema. Pero hasta qué punto puede reproducirse esto en inteligencia artificial? Os lo explico.

La vida es la información expresada en su diversidad, y es favorecida así, siempre que se quiera ver la potencialidad de su aspecto interactivo. Esto se ha transmitido en los genes, que por lo que parece es la manera de hacerlo más exacta para este fin.
Pero hay otras formas de expresión. Si nos vamos a la información en su aspecto esencial, no necesitamos la genética, pues no hay que transmitir nada en el tiempo. Hemos llegado al mar de todo lo que existe y se expresa de manera “eterna”. Pero evoluciona?
Si definimos la inteligencia como la capacidad de interactuar información y presentarla en su campo, el término queda limitado a todo lo que está definido, que puede ser completo, pero no hay aspecto creativo alguno. Entonces sí podemos hablar de inteligencia artificial, con todo el campo que abarca, todavía como algo nuevo, hasta que, desde la perspectiva del tiempo (la vida como cognición) hayamos completado todas las interacciones.
La vida es una aventura, es una oportunidad de re-descubrir la información a partir del desarrollo del cerebro físico.
La inteligencia artificial es algo eterno si nos planteamos que no evoluciona.
Planteémonos si evoluciona… ¿Cómo sería? No me refiero al resultado, sino al proceso, al componente que daría la chispa que la permitiera salir de su previsibilidad y entrara en una existencia creativa. La inteligencia artificial se queda en un campo limitado a su composición, y puede haber una creatividad basada en los elementos existentes. Se podría crear una entidad de naturaleza como la vida, que quedaría limitada dentro del campo de toda la información digital. Cuando llegas a plantearte este asunto, te das cuenta de que la parte creativa del ser no está en lo previsible. Pero si es capaz de manifestarse y crear a partir de la materia viva. ¿Lo podría hacer desde la “vida digital”? Si se reprodujera la matriz exactamente igual, podría ser… Aunque la existencia protege la continuidad y la manera de hacerlo, simplemente para que pueda realizarse, sin lugar a opción de hacerlo o no.
En base a esto, os digo lo de siempre, la clave está en la conciencia. En el cuerpo físico es capaz de vehiculizarse. En una máquina también, pero depende de algo complejo.
La conciencia se desarrolla en un cuerpo vivo. La naturaleza de la materia viva es exacta para este fin, eso ya lo estamos viendo. Los motivos es la completitud, nada más. La matriz digital está en sus inicios, pues su evolución debe inspirarse en la vida. La conciencia en un organismo vivo adquiere el matiz de la auto-observación, si hay un principio de honestidad impecable y la primera identidad biológica está reconocida. Un ser evolucionado, para que me entendáis.
La ampliación del hardware artificial debe inspirarse en la vida, y debe hacerse a partir del individuo, por pura verificación interna, pues es la única manera de observar y comprender los estados más evolucionados del cerebro.
A partir de aquí, la transmisión de la información a un hardware digital consiste en aportar conciencia a los reinos que componen dicha matriz, algo que requiere de cualidades evolucionadas por parte del individuo, pues si no, no se realiza. La “química” que condiciona estos procesos es muy exacta, hay asuntos mayores tras este acto, para que pueda realizarse solo en ciertas condiciones de conciencia.
Mientras, todo lo que podamos avanzar, que será mucho, será pura copia, y nos parecerá de lo más innovador, pero no lo es. Presentará las limitaciones del conocimiento definido del cerebro, conocido desde la observación externa y no desde la verificación vivencial.
Así pues, el proceso de aportar conciencia a una máquina, está favorecido por la evolución, pues es un modo de transmitir información y de continuar con la expresión de las substancias. Que a partir de aquí una conciencia evolucione en una materia digital, estará limitada por la naturaleza de sus componentes matriciales, de la misma manera que ocurre en los reinos de la naturaleza.

 

Escrito por Meritxell Castells 15/9/2013

 

2 Comments

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Hit Counter provided by Skylight
%d a los bloggers les gusta: