La mayor red de información es uno mismo

plantilla biológicaLa cualidad común de todas las cosas, sea orgánico, inorgánico, material o inmaterial es la información.
Observemos la materia viva, una extensa matriz , que en sí misma lleva todas las posibilidades de interacción, expresadas en una asombrosa fractalidad que lo conecta todo, y que hace que podamos encontrar lo que sea en cada unidad definida. Todo está en todo, y si queremos llegar a cualquier información, podemos hacerlo desde nosotros mismos.

Las infinitas combinaciones de la materia existen dentro de una potencialidad. Toda combinación es posible, y la encontramos según podemos contener su información desde nuestra parte consciente. Cualquier nuevo invento es una combinación de materia, ideas, acciones que no se habían probado antes, pero como posibilidad de combinación ya existían.
Como seres biológicos que somos, tenemos una materia más completa y de una belleza exquisita. Estamos añadiendo un factor, la conciencia. Ello nos permite llegar a cualquier información que ya existe en nosotros. Empecemos por aquí…pues en estos momentos el desarrollo está en el individuo. Como vida, tenemos conciencia del “todo” (para entender este concepto pensad en la película “Avatar” o en un ecosistema virgen), pero la mente en el inicio de su desarrollo define, diferencia cada minúsculo elemento para que podamos llegar a ellos individualmente. La manera que tiene de hacerlo es una red, que conecta la información en secuencia. Es un fenómeno interesante, pues es la identificación ordenada de cualquier componente, necesaria para encontrar justamente lo que buscamos, sea en nuestro cerebro-sistema nervioso o en la red digital.

La red digital es previsible, pues está limitada a lo que conocemos conscientemente. Una máquina lleva nuestra limitación cognitiva, no sale de sí misma pues solo es una extensa matriz, que no tiene el componente creativo y libre. Algunos os preguntaréis por qué no lo tiene… Pues simplemente porque no está definido, y al no estar definido no se convierte en producto de mercado. A partir de aquí, podéis pensar en lo que pasaría si se llega a definir… De entrada, se necesitaría una matriz biológica para albergar ese “hardware” más complejo, y aún así no sería suficiente pues la creatividad no es una cualidad aislada…y “definirla” no es una tarea de la mente. En el momento que hablamos de algo definido, finito, estamos hablando de “máquina”, algo que necesita energía desde fuera para funcionar. La matriz biológica ya es suficientemente completa para contener las bases de la creatividad, la conciencia, etc, y tardaremos en reproducirla en una máquina completamente. Aún así, para igualar a lo humano, que es un estado más completo todavía, necesitaremos reproducir el estado de integridad de la materia, algo que, personalmente ahora no lo veo posible…porque todo software necesita un hardware específico, y sería como poner un iOS7 en un Commodore 64.

Como información, tiene igual valor lo orgánico que lo inorgánico. La evolución de lo orgánico ha seguido hacia el hacer consciente esa matriz diferenciadamente. Su expresión más conocida es la red digital, pues el cerebro, aún siendo el elemento inspirador, es un gran desconocido.
Los avances en la red digital van paralelos a nuestro desarrollo, por eso todavía no hemos entrado de lleno en los ordenadores cuánticos, es otro asunto para sostener.

La red es la manera más simplificada de conectar información, por ello existe por defecto en la materia viva. Nuestro cerebro es físico…no lo olvidemos. El primer nexo consciente con el entorno lo estamos haciendo desde aquí. Es un re-conocimiento constante de nuestra base elemental, materia necesaria para nuestras primeras creaciones.
¿Cómo llegamos a ello? Primero teniendo en cuenta que algo existe, como posibilidad es así. Automáticamente se activa ese buscador insaciable que no es más que la tendencia a la estabilidad química de la materia aplicada a la información. Y el resto viene solo. Por nuestra parte, lo que añadimos es conciencia, y esa acción ya no se queda como algo aislado, tiene sentido dentro en nuestra identidad, pues nuestra evolución no se queda en la red tal y como la conocemos… Si queréis empezar a imaginar, pensad por ejemplo en las cualidades del mundo cuántico 🙂

Posted by Meritxell Castells 23 noviembre 2013

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Hit Counter provided by Skylight
%d a los bloggers les gusta: