CUENTOS DEL FUTURO

Cuento Abstracto “Bynar y el Espacio-Tiempo”

 

Como bien dice la palabra, un cuento cuenta una historia pasada. Nos adentra en contenidos de recuerdos. Reales o no, son parte de los pilares de nuestra historia.

¿Y quien nos explica un cuento de cómo crear historias?

El propio Tiempo, adquiere substancia para hacerlo…

 

Tiempo – Soy el eterno pensar, sostenibilidad de la existencia, el espacio de la multiplicidad cognitiva, la presencia. ¿Quién puede contener mi esencia? ¿Quién puede hacerme en sí mismo conciencia?

Espacio – Tiempo, tu eres la justa presencia

Tiempo – Soy una percepción

Espacio – Pero existes

Tiempo – No consciente

Espacio – Preconcebida

Tiempo – ¿Quien para a pensar quien soy?

Espacio – Un espacio nuevo, algo fuera de mi estado, algo no condicionado, no previsible.

Tiempo – Soy todos los tiempos, debería notar en mi tal evento

Espacio – No si no es en ti…

Tiempo – ¿Y tu por qué lo percibes? ¡Si también es fuera de ti!

Espacio – Porque trasciendo, solo contemplando la posibilidad de la existencia de algo más que mi propia absolutez.

Tiempo – “Sabie” Espacio… ¿Abarcas hasta la conciencia de tu propia trascendencia? Eres más “eterne” que mi mismo.

Espacio – Es solo una cognicia más, somos parte de la multiplicidad, el enorme tejido de lo existente.

Tiempo – Evidente…

 

Se oye una Secuencia de sonidos. En la previsibilidad, la substancia vida se manifiesta en su proporción divina.

Tiempo y Espacio contemplan su sentido. Es el camino de la creación de la vida, toda la perfección viva está formada en estas proporciones. Vuelve el silencio, algo nuevo se está gestando.

 

(sonidos…frecuencias en relación a la divina proporción)

 

 

Bynar – ¿Donde estoy? Todavía estoy en algún lugar dentro del espacio-tiempo… ¿Puedo salir de él?

(Espacio) – Claro q puede…

Tiempo – ¿Puede oírnos?

Bynar – ¡Voz!

(Espacio) – A ti si…

Tiempo – Has llegado a sentir parte de mi mundo, y estás aquí para trascender mi concepto. Percibes mi esencia, porque la comprensión ya es espacio eterno en tu mente. ¿Por qué quieres salir de mi?

Bynar – Solo para saber si es posible

Tiempo – Comprendes mi sentido porque estás en mi, pero salir de mi es integrar la misma comprensión.

Bynar – Tengo preguntas… ¿Por qué eres ciclo?

Tiempo – Sois vosotros, la ciclicidad no existe más que en vuestros conceptos.

Bynar – ¿Eres la mente?

Tiempo – La mente es substancial, yo soy la percepción de dicha substancia

Bynar – Una substancia… ¿una matriz?

Tiempo – Una manera de comprender, sí.

Bynar – ¿Las maneras de comprender son existencia?

Tiempo – De las más altas.

Bynar – ¿Como es que siento que lo sé si no lo comprendo?

Tiempo – Todo el conocimiento es sabido por cada unidad de manifestación, es el espacio infinito y eterno que solo es existencia. La materia viviente simplemente es, y todo lleva la información de todo. Pero evoluciona, se trasciende a sí misma en cada experiencia de interacción, que precisa comprensión. Es entonces cuando se desarrolla la mente, el primer aspecto de individualidad que demuestra que cada ser es un mundo propio.

Bynar – Entonces, como mundo propio… ¿Soy libre?

Tiempo – Siempre que decidas lo que quieres ser y no seas nada de lo que ya está hecho.

Bynar – ¿Pero la libertad no está en la decisión?

Tiempo – En el crear algo nuevo que salga propiamente de ti. Puedes crear un e-t nuevos, o salir fuera de él.

Bynar – ¿Pero toda creación no es ya espacio-tiempo?

Tiempo – Cualquier expresión es espacio.

Bynar – ¿Y el tiempo?

Tiempo – Yo solo soy una percepción para sostener el desarrollo de la mente en sus primeras fases de evolución. Has comprendido lo que soy, ahora tienes en ti todos los tiempos de manera consciente, puedes salir de mi para crear tu propio tejido.

Bynar – ¿Cómo sabré que es tejido nuevo?

(Espacio) – Lo sabrás…

 

Lirna – Bynar!…Bynar!……¿estás?

Bynar – Al completo

Lirna – Parecías en otro mundo

Bynar – Pues no, estaba en éste todavía

Lirna – Tu y tus cosas…

Bynar – Ya las comprenderás, ahora solo las sabes.

Lirna – ¿Y cómo sabes que las sé?

Bynar – Lo sabes tu… Fíjate.

El silencio como creador de espacios participa en la secuencia de un intento de pensamiento que la estabilidad de saber desplaza. No obstante la intelectualidad como continuidad evolutiva predispone a un estado de gozo irresistible ante la comprensión de cualquier evento… Sobre todo cuando es verdadero.

Bynar – ¿Has visto cómo llegas a la forma?

Lirna – Y de la forma a la in-formación.

Bynar – Matrices y más matrices, múltiples formas de llegar a algo, todas válidas.

Lirna – ¿Cómo sabes tantas cosas?

Bynar – ¿Todos lo sabemos, tu sabes la información que llevas en tu materia?

Lirna – Mucha supongo… aunque todavía no la conozcamos conscientemente. ¿Cómo podemos conocer? Comprender lo que nos rodea.

Bynar – Es como un camino para llegar a un lugar. Puede ser de muchas maneras, largo, corto, con pendientes, con piedras, liso, pero en el fondo es un camino que conecta dos lugares. La forma del camino se la damos nosotros. Hay quien prefiere un camino largo pero tranquilo, otros corto aunque empinado, para llegar antes.

Lirna – ¿Y el mejor?

Bynar – Todos. Cada uno es rico en su forma, perfecto para algo… Los caminos son las múltiples maneras de comprender. Hay el lenguaje de las matemáticas, el de la música, el esquemático, el narrativo, ¡el químico!

Lirna – ¿Y la manera de comprender es estudiable?

Bynar – Por supuesto. ¡Es más que eso! ¡Es una historia por sí misma!

Lirna – ¿O sea, las diferentes maneras de comprender forman la historia? Si esto es así, hablas de que lo que realmente existe es el pensamiento, la manera de llegar a la información.

Bynar – Todo lo que nos pasa lo tenemos que llegar a comprender, es lo que sostiene la consistencia lógica del mundo.

Lirna – Es precioso…¿Y uno puede crear su propia manera de comprender?

Bynar – Primero conocer las existentes, imagina! Esto te lleva a todos los movimientos sociales…son como un campo gravitatorio, te hacen bailar a su alrededor. Pero, ¿quien se atreve a salir de ese campo? De entrada cuesta porque es lo que hay, y salir de él significa crear un campo propio.

Lirna – Pero ello implica crearte tus propias bases de existencia, tus propias crencias…

Bynar – Si, y de hecho ya toca… pues todo lo que va surgiendo es repetición de patrones, las mismas modas, las mismas maneras de hacer… somos como loros.

Lirna – ¿Estás hablando de un nuevo concepto de persona?

Bynar – Estoy hablando de lo que es un ser humano realmente.

Lirna – ¿No somos todos seres humanos?

Bynar – Somos animales, con razón, pero animales.

Lirna – Entonces un ser humano…

Bynar – Es un ser libre, con su propia curvatura espacio-temporal.

¿Quien sino el tiempo para contener dicha comprensión? Bynar y Lirna siguen añadiendo sonidos ordenados a un aire aportando sentido para el que quiera aprovecharlo.

Tiempo – Somos más que un tejido “sabie” compañera, ¿Cómo llega tan lejos un ser humano?

Espacio – Tiempo testarudo, ¿en tu perennidad no aceptas la trascendencia?, ¿te falta la espacialidad?

Tiempo – Tú eres el mismo movimiento, te es natural.

Espacio – Y tú eres relatividad, ¿no explica ello la trascendencia? Me parece que nos va a tocar aguantarnos más tiempo, jajaja!

Tiempo – ¡Por mi perfecto! si no paras de engordarte yo seguiré siendo elemento cognitivo para todos.

Espacio – La misma evolución que genera nuevos estados. Curioso evento un ser humano…

Tiempo – Sí… ¡curioso!

 

CREACIÓN: 2012

TEXTO: Meritxell Castells

VOCES:Meritxell Castells

MUSICA: Claude Debussy: “Prélude à l’Après-midi d’un faune”

Meritxell Castells: Sonidos

ILUSTRACIÓN PORTADA: Miquel Corderroure

DISEÑO PORTADA: Júlia Garcia

Leave a Comment