LA IDENTIDAD DINERO “UN ANILLO PARA CONTROLARLOS A TODOS

El dinero es un descarado invento para seguir alimentando la indefensión Humana, es como “el anillo para controlarlos a todos”. Durante un tiempo ha sido un punto de común de intercambio, pues representaba los bienes de un territorio. Pero cuando el bien ha de ser una sociedad de individuos independientes, inteligentes y civilizados, aparecen todos los intereses para que este progreso no se lleve a cabo. ¿Por qué? Control del poder más grande que existe, un Ser Humano.

En la tarea de salir del rebaño y formar la identidad individual, muchos adoptan diferentes elementos con los que identificarse ante la carencia de algo que sostenga al “yo”.

Es muy sencillo, cuando no hay yo, está el dinero para substituirlo.

El dinero es despersonalizante, es una expresión de colectividad extrema, hasta tal punto que en el mundo funciona ahora más el valor dinero que el valor persona.

A lo largo de la historia han ido apareciendo substitutos del yo, que parecen excusas que la sociedad ha ido adoptando para escabullirse de desarrollarlo en sí mismo. Podemos pensar que los motivos son esa idea de que el yo es un problema.
Pero nada es un problema en su justa expresión. Todo tiene un sentido y el yo nos saca del rebaño para tomar nuestras propias riendas, nos adentra en la vivencia, y en la autoconciencia. En resumen, nos hace civilizados, aunque primero hay que pulirlo.

Por eso el dinero no es metal, es confianza escrita, alimentando la indefensión, la cesión y la toma del poder Humano.
Esto puede ser así durante un tiempo, la madre nos da de mamar mientras no tenemos dientes. Cuando somos capaces de llevar las riendas de nuestra vida, hemos de aprender a llevarlas. Y aquí es donde surge el problema, la corrupción aparece cuando algo ya no ha de ser como tal. Los bancos y el estado ya no son seguros para el dinero, no pueden albergar ni representar el yo. La crisis, en el fondo es una crisis de identidad.

La identidad dinero ha sido un ejemplo sustituto del yo para favorecer un mundo de intercambios y aprender a comunicarnos, a generar valores entre otras cosas.
Pero como todo ejemplo, tiene un tiempo hasta que el aprendizaje concluye, y si no pasa a la historia, se corrompe, produciendo el estado actual de desorden. La Humanidad ha de recuperar su identidad, partiendo de la identidad individual de cada uno.
La costumbre de buscar substitutos continúa siendo una tendencia que se expande en todos los ámbitos. El coger las riendas de la propia vida tiene fama de ser algo muy duro, sobre todo si el fundamento de una manera de ser es el miedo (restos de una fase emocional).
El miedo desplaza la fuerza de uno, la identidad, la integridad, el Orden Natural… El miedo es una opción. Si eres una identidad individual eliges por ti entrar o no en el miedo. Si perteneces a una identidad colectiva (rebaño) seguramente harás lo que hacen el resto de las ovejas.
Pero , ¿qué hay detrás del Yo? ¿Por qué el que ansía en poder lo quiere? Precisamente eso, la libertad, la individualidad, la capacidad de ser uno mismo y llegar por ti al conocimiento.
El Yo es poder, por eso ha sido tomado de muchas formas a lo largo de la historia: en la salud (cuando uno le entrega el poder de su propia autocuración al médico o al medicamento); en el dinero, cuyo organizador de este es el estado.
Y es esto el gran problema. Aquí es donde la sociedad está profundamente encarcelada.
En el Yo individual está el poder que representa lo Humano, la libertad de crear el propio mundo, por eso siempre ha sido frenado lo que favorece su integridad y su desarrollo. El estado ha tomado el poder del yo a partir del dinero, controlando a las masas. Esto se fundamenta en una idea, solo es alimentado por la misma creencia de la masa hacia el dinero como máximo valor. Una idea creada por intereses que puede desaparecer cuando queramos.

La riqueza de un país ha venido representada por el valor de su oro. La evolución y la valoración del Yo individual será el nuevo valor. Así pues un país tendrá más valor si tiene más individuos, más seres Humanos y no ovejas del rebaño. El poder de una sociedad Humana es muy potente, y es una amenaza para los que quieren el poder del mundo.

El dinero es un descarado invento para seguir alimentando la indefensión Humana, es como “el anillo para controlarlos a todos”. Durante un tiempo ha sido un punto de común de intercambio, pues representaba los bienes de un territorio. Pero cuando el bien ha de ser una sociedad de individuos independientes, inteligentes y civilizados, aparecen todos los intereses para que este progreso no se lleve a cabo. ¿Por qué? Control del poder más grande que existe, un Ser Humano.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Hit Counter provided by Skylight