TELEPATÍA, LA COMUNICACIÓN VERDADERA

La telepatía es la comunicación verdadera. La tecnología está en decadencia. La especie Humana recupera el poder de comunicarse por sí mismo. Un artículo de Meritxell Castells

Comunicarse por telepatía no es tener super poderes, es algo de la evolución natural, que empieza a existir desde una manera colectiva en toda la Naturaleza. Tenemos un cerebro colectivo, está en nuestra tripa, con funciones de conexión básicas (fundamentales). Un conjunto considerable de fibras nerviosas, que en la práctica se expresa como un cerebro colectivo. Fenómenos como “La masa crítica” se explican desde este cerebro empíricamente. Conocemos las causas y los efectos, pero la ciencia no se ha adentrado en por qué sucede, cuál es el entramado biológico de tan mágica manifestación. Aquí nos encontramos con la frontera actual de todas las ramas de la ciencia y nuevo paradigma, la electricidad. 

La ciencia todavía no ha podido dar explicación al Amor, a la Consciencia, al fenómeno de la Paz. Fuera de la química emocional, entrar en el sentimiento es adentrarte en el sentir, un nuevo sentido intrínsecamente humano. 

Conexión y comunicación no son lo mismo. Estoy conectada a lo que tengo acceso desde mi coherencia química interactiva. Es el poder de los 360 grados, las posibilidades de mi esfera, aquello que puedo sostener. El poder (= yo puedo) es estar conectado, así se fundamenta la salud en un ecosistema sea un bosque, tu cuerpo o una galaxia. La conexión existe, no hay espacios vacíosHay corrientes de plasma por todas partes que lo conectan todo, vehiculizando la substancia inteligente que fundamenta la belleza  e inteligencia que vemos en la Naturaleza y el Cosmos. 

La comunicación es algo que va más allá de los 360 grados, y es tan bella (inteligente) como cada uno nos planteemos expresar lo verdadero. El verso puede llegar a ser perverso, la comunicación con la palabra puede ser expresión más o menos exacta con la idea, el estado más puro de un concepto. Lo verdadero no puede tergiversarse. La comunicación telepática es transparente, es la culminación de la pureza del lenguaje en nosotros. Y surge solo del ser verdadero, pues es la comunicación sin ruidos. 

La tecnología está decayendo. La rapidez, accesibilidad y conexión se han convertido en herramientas del “ruido”, por eso ya no sirven para comunicar lo verdadero. La comunicación busca otras formas de existir, volviendo al camino de lo esencial como en la Naturaleza. La conexión se hace consciente encontrando su evolución en el lenguaje universal, la lengua en la que nos encontramos todos.

La telepatía aparece en un momento de nuestra evolución, cuando ciertas capacidades extraordinarias se combinan con la direccion humana a lo verdadero. Si quieres lo verdadero has de ser verdadero. La comunicación se abre a un mundo más allá de lo conocido. La pureza y el respeto son parte de esta integridad. La privacidad es un acto natural, la conexión existe y hay respeto, pues todo de todos es evidente. Está claro que no pertenece a este mundo, o quizá este mundo empieza a ser otro mundo. 

Meritxell Castells 2-10-2020