Tercera guerra mundial

REFLEXIÓN DE FIN DE AÑO

Porque quiero decir a todos que tengáis un Feliz año 2022… y que sea verdad!

Este es mi mensaje para este momento del tiempo. Aunque a algunos les parezca una locura, sé que es verdad. Sabéis que no soy sensacionalista ni entro en el juego de conspiraciones. Pero veo las cosas en tiempos largos y con una perspectiva diferente. La verdad ubica, y necesitamos saber dónde estamos, (lo que hay) para ver la solución.  

Estamos en guerra. Aunque no ha sido reconocido oficialmente para no activar la reacción de un pueblo que temen, hasta que puedan acabar de desarrollar lo que controla esta reacción. Es una guerra como las de siempre, donde la finalidad es anular países para conquistarlos. Y no lo reconocen para poder hacer lo que quieren camuflados en la confusión de las palabras y la falta de transparencia de intenciones, pues ello no deja pasar a la acción y solucionarlo. La manera de anular a un país es derrotar a sus ciudadanos, empezando por sus defensas, dentro y fuera. Esta es una guerra que está atacando al corazón de todas las naciones del mundo y su dignidad. 

La capacidad de defenderse tiene que ver con todos los factores de la expresión de un ser. Empieza en su bioquímica interna, y sigue en la capacidad de pensar y decidir pues el criterio está fundamentado en esta bioquímica. Las drogas (medicamentos) alteran la capacidad de pensar, condicionan a un comportamiento. Es control. Estas substancias las han ido introduciendo poco a poco y suponen un atentado silencioso en el tiempo, pues su efecto es acumulativo. Sí, son legales porque es seguro cierta cantidad, pero no valoran su acumulación. Un día y otro, y otro es mucha dosis. Nuestros cuerpos se rigen por una ley muy clara: lo que viene de fuera, dejas de hacerlo tú. Y ocurre en todo… Si otros piensan por ti, dejas de hacerlo tú. Esto también puede aplicarse a cualquier estudio… A la educación misma. Cuando no aprendes por ti, no aprendes a pensar. El resultado es una sociedad de idiotas incapaz de echar a un gobierno y salvar su país. Sí idiotas, porque una sociedad que ve cómo se pierde su mundo y no le importa, es idiota.

Pienso en el cambio y lo que supondría la ausencia de gobiernos como poder, pasando a ejercer funciones como cualquier otro oficio o profesión. Pero no veo a la gente preparada para ello todavía, necesitan que les den órdenes, que les digan lo que tienen que hacer. En su cerebro ven su verdad como estructura jerarquizada (algo que no existe en un Universo organizado, solo es una interpretación parcial). La humanidad debe estar unida para tomar juntos decisiones correctas. Todavía hay ignorancia y orgullo, separatividad fruto de un vacío de identidad que solo puede restaurar uno mismo. Saber pensar, saber decidir empieza en conectar con el conocimiento referente que está en cada uno, y que nadie te puede quitar, aunque estés bien dormido. Por ejemplo… No tienes que leer un libro para saber qué es un árbol, ves a estudiar al árbol directamente y desarrolla la manera de hacerlo. Es como llegaban los antiguos sabios, y llegaron más lejos casi sin instrumentos. Aprendieron a pensar! La historia desencadenó en filosofía de calidad y claro que tuvieron guerras, porque se estaban definiendo! Pero las afrontaron, y hemos ganado en leyes de democracia y derechos que siguen estando como base. Hemos superado muchas cosas… Qué ocurre ahora? Cómo responde ahora toda una sociedad ante el secuestro de su dignidad? Hemos conseguido hacer Leyes para un mundo digno, nuestra tarea es hacer que se cumplan, y ello empieza en cada ciudadano, dentro y fuera de casa. Nadie ha de decirte que seas buen ciudadano, lo eres. Y no es por principios morales, está en tu bioquímica, en tus sistemas más íntimos. Nadie puede obligarte a que no lo seas! Pero qué es ser un ciudadano correcto? Estamos en guerra, recuerda… Que te convenzan de que dudes de lo correcto es parte importante del plan. Lo correcto es coherente con todo, es transparente y nunca daña.

Anular a un país es anular su defensa. Esto consiste en deprimir la inmunidad de cada ciudadano, y controlar al Estado haciendo que viole su Constitución. Os suena?

Ahora mirad el planeta… Esto es general.

Esto coloca al mundo ante una situación de falta de resistencia, llevando a los países a la indefensión total. Siento que a lo largo de los años, los que están haciendo esto han buscado la manera de favorecer la violencia para justificar la necesidad de su poder defensivo y anular el tuyo. Todo ha sido un engaño para tomar el control de los pueblos y quedarse con La Tierra. 

Nadie anula tu capacidad de pensar si tu no quieres. Si tuvieran el control no actuarían en silencio. Están en ello. El juego no ha acabado, eso significa que no estamos indefensos. Nadie puede obligarte a que violes los principios de la dignidad, y en la medida que lo permitas o no, pierdes o ganas. 

Nos estamos definiendo como especie para presentarnos a las estrellas, y lo que nos define es el valor que le damos a una vida. Representas lo mejor o lo peor de la humanidad? En esta prueba entramos todos. Por eso ganar esta guerra significa conseguir mantener la dignidad, que no nos separen como colectivo, y a la vez fortalecer nuestra individualidad pensante, pues aquí es donde la inteligencia muestra su diversidad esparcida en millones de mentes inteligentes diferentes, que por una causa común pueden reconstruir el mundo. 

Lo he visto… Por eso sé que es posible. Ahora solo debemos hacer que suceda, y como es algo que está en la dirección natural del Universo, cuando te niegas a violar tu dignidad, la del territorio al que formas parte y la de sus ciudadanos, sientes la mayor fuerza que puede sentir un ser, pues entonces en ese silencio interno de auto-sinceridad es cuando sabes con certeza lo que es correcto y lo que has de hacer. 

Meritxell Castells 31 Diciembre 2021

IMG credit Kurafire